Un arañazo y un chichón

emergencias1

Sirenas a cascoporro

Hace no mucho por algo que todavía no viene a cuento, me saqué el Técnico en Emergencias Avanzado (esto viene por la de los pronombres). Fue una experiencia subirse a una ambulancia. Los compis de la promoción quedamos en contarnos las peripecias del primer día. Así que he rescatado el texto que les envié contando cómo había transcurrido ese momento lleno de nervios donde no quieres imaginar… bueno… situaciones complicadas. Así que lo que os voy a relatar es cómo fue ese primer día en B24 (o lo que es lo mismo Bravo 24) que es la base de San Fernando. Con poco o mucho trabajo uno se va contento a casa sabiendo que está para ayudar.

Está en tono de humor, así que intentaré explicar algunas cosas para que no os las perdáis.

Charlie Foxtrot a DCPDC(*), para difundir a todas las bravas!
Llego a la base de paisano que me daba vergüenza salir por el barrio “disfrazao”. Una chica muy simpática se hace cargo del novato y me enseña la base (como mi casa no hace falta moverse de la puerta para verla entera).
Me cambio y hago porque me enseñen también la furgo tuneada. Se apunta otro novatín para pasar revista. No nos da tiempo a contar las guedel, cuando llegan la chica simpática y el conductor corriendo y nos dicen que nos vamos! -Pero ya??? Tan pronto empieza esto? Leches!… me tiemblan las canillas,… intento disimular bien agarrado al salpicadero!
Resulta que hay una intoxicación etílica en un restaurante con posible TC. Ummm…TC… TC… ah!! traumatismo craneoncefálico!! coñe!! Ya me imaginaba el pico de alguna mesa, la bandeja del camarero, o una baldosa en la frente del susodicho!

Varón de 80 años. Eso era verdad… (más o menos) y lo de la intoxicación etílica también, pero el TC se queda en corte superficial en la mejilla y un traumatismo con un florero de piedra en la pierna derecha al sacarlo del local. Ni rastro de mesa, bandeja, o baldosa!
Los municipales, ya presentes, nos dejan el DNI de la víctima y… pues… como que no hacen mucho más. Poca información nos dan porque dicen que la víctima habla muy bajito. Poco más podemos sacar nosotros, salvo que quiere mucho a sus hijos y mujer… Pobre… este hombre estaba solo 😦
De la silla donde lo tenían a la de ruedas y de ahí a la camilla.

En el traslado se le toma tensión, pulsi y poco más a parte de hablarle para tranquilizarle. Se le trata con cariño porque despierta cierta ternura… al menos en lo que a mí respecta. También se traslada la bolsa de la compra con un par de tetrabricks de vino, media barra de pan y un paquete de Carnicerías Serrano propiedad de la víctima.
Hacemos transferencia al hospital y para la base. Al comunicarlo nos dicen que estemos atentos a la radio por nueva intervención. A los dos minutos falsa alarma, otro equipo ha llegado a un incendio y no hace falta ayuda.
Al llegar a base terminamos la revisión de la furgo y tengo un par de horas para estudiar.

ambulancia

Hay quien no se entera ni con luces ni sirenas. Y los que por apartarse, se ponen nerviosos y lo complican más

Nuevamente nos avisan y salimos al encuentro de una señora atacada por un perro. Cuando llegamos ya están allí los de “prote” (Protección Civil… lo que tiene eso de coger confianzas!) Dicen que van a trasladar ellos a la señora que lejos de ser atacada, maldice al chucho que la ha tirado al suelo y que huyó despavorido. Se llevan a la señora con un chichón en la frente muy parecido a los que me hacía yo de pequeño. Al darse el perro a la fuga no tenemos la versión de las dos partes y no queda más remedio que creer a la señora. Dos ambulancias y siete personas por un chichón… esto no funciona.

Vuelta a la base y otro ratillo para estudiar cuando, cerca de la hora de salir, nos llaman para ir a Talamanca. Talamanca?? Pero del Jarama?? Llegaremos para cenar, no? Eso está pasando el río? Uno? Más bien hay que atravesar tres! El caso es que cuando no habíamos llegado al primero de ellos nos dicen que ya no hace falta. Menos mal porque nos habían dicho que el señor estaba medio inconsciente y yo eso en clase no lo di (**). Apagamos las luces, velocidad de crucero y de vuelta a la base.
Vuelvo a casa y me paseo por el barrio “disfrazao”
Cambio y cierro… y corto!

(*) CPC es el centro de control de Cruz Roja que gestiona todas las emergencias.
(**) Hasta la saciedad nos repitieron que o se está consciente o inconsciente.

Os pongo un vídeo que si ya tuvo el hombre mala suerte de chocarse con la moto contra un coche, aún fue peor encontrarse con los de la ambulancia. Si sobrevivió al accidente, a los que le socorrieron seguro que no.

Anuncios
Categorías: Personal | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: