De bien nacido…

Dentro de poco este blog se abrirá al mundo, pero antes quiero escribir este post. Quiero que sea lo primero que os encontréis porque tengo algo que decir que todavía no he dicho… no a todos. Me dirijo a vosotros, familia y amigos… la gente que quiero y que seréis los únicos que leeréis este blog si os acordáis de entrar de vez en cuando.

A mí me gusta viajar acompañado. Sobre todo porque me gusta compartir lo que veo o lo que voy descubriendo. No es que me aburra si lo hago solo, pero parece que disfruto mucho más la sorpresa o el hallazgo cuando es compartido.Hace unos meses emprendí el viaje más largo, sin yo saberlo por aquel entonces. Largo y lejano porque siempre he dicho que he bajado al infierno. Ninguno de vosotros estaba invitado. De hecho no quería que lo hiciérais e intenté manteneros alejados. A pesar de ello y según más me alejaba, vosotros más os empeñábais en acompañarme. He dejado muchas llamadas sin contestar y “msmssms” sin responder. Aún así habéis seguido insistiendo. Muchos me habéis visto con el pijama azul y otros, a veces, ni he sido consciente que me hubiérais visto. Yo no quería que participárais de aquello porque ni las sorpresas ni los hallazgos eran agradables, aún así lo hicísteis.

elefante

Alguno puede pensar que puede ser cuestión de orgullo o soberbia no dejarse ayudar cuando se necesita. Puedo estar de acuerdo, pero no es el caso. La ayuda que necesitaba debía venir de las batas blancas. A vosotros no quería haceros pasar por el trago de un hospital. Es de los peores ambientes que uno puede encontrar (confirmado) y os lo quería evitar. Así que poco orgullo, poca soberbia y mucha cabezonería. De vosotros sólo necesitaba saber que estábais y eso lo habéis hecho. Y ese es el origen del post… GRACIAS, GRACIAS y GRACIAS. Me gustaría deciros muchas cosas, pero me cuesta expresarlo. Así que a los que habéis estado, os habéis acordado y a los que os habéis preocupado, sólo puedo daros las gracias… todas las gracias del mundo… gracias  de corazón. Y eso sí, permitidme que lo haga de manera especial hacia mis padres, a los que les ha pillado un poco mayores una aventura así, pero que si no es por ellos, con toda seguridad puedo decir que hoy no estaría donde estoy.

Anuncios
Categorías: Personal | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “De bien nacido…

  1. Ara

    Ahora toca la segunda parte , reinventarse como tu bien dices en tu presentación. Seguro que si has llegado hasta aquí, siendo todo el camino cuesta arriba, podrás empezar a caminar en llano. Ánimo y mucha suerte Álvaro !

  2. Anne

    Great!!!! You’re so so cool :))))

  3. Anónimo

    Mejorado del todo te queremos ver por estas tierras ,ya sabes. Tona

  4. Anónimo

    Me alegro contigo. Algún día, volveremos a deslizarnos valle a valle hasta Francia. Y mientras tanto, ya sabes, aquí estamos.
    Manuel

  5. Tu viaje continúa y formaremos parte de tu camino. Como tú bien dices, te gusta compartir lo que vas descubriendo y eso es lo que has hecho vestido con tu pijama azul. Nos has descubierto un paisaje nuevo y estoy segura de que te espera un mundo que antes no hubieses percibido.
    Gracias a ti!!!

  6. Qué morro tienes, lo que tú no querías es que te pilláramos ligando con la de la bata blanca y el pelo rubio!! pero te pillamos….Hasta eso era comprensible. Ahora en la segunda fase a desquitarnos. Precioso post. Gracias a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: